Los clubes de lectura en España


El panorama nacional entorno a los clubes de lectura vemos que ha evolucionado en gran parte, porque a día de hoy los clubes de lectura no solo aparecen relacionados con las bibliotecas (el lugar donde aparecieron originariamente), sino que también aparecen ligados a las librerías. Los espacios libreros, han dejado de ser librerías puras, para albergar restaurantes o cafeterías y con estas nuevas ideas también aparecen los clubes de lectura, los cuales destacan por sus características y sus beneficios.

¿Dónde podemos encontrar clubes de lectura?

Aunque pueda parecer una idea pasada de moda, hay clubes de lectura al alcance de prácticamente cualquier persona, independientemente de su edad, de la zona geográfica en la que viva o de su nivel educativo. De esta manera encontramos clubes de lectura:

  • En colegios, institutos o universidades. Es raro no encontrar como actividad extraescolar la posibilidad de formar parte de un club de lectura.
  • Ligados a bibliotecas. Al ser espacios de lectura, se ofrecen actividades y espacios para seguir promocionando la lectura.
  • Ligados a librerías. Donde se organizan actividades de lectura que pueden ir acompañadas de la promoción de un libro, por ejemplo.

Los diversos objetivos de los clubes de lectura

Con los clubes de lectura, conseguimos beneficiarnos de todo aquello que nos aportan los libros y la lectura en sí misma. Pero además, hay clubes de lectura con objetivos más concretos, dependiendo en todo caso del tipo de club de lectura:

- Los clubes de lectura educativos, que además de incitar a la lectura, hacen que los más jóvenes aprendan a formar un discurso y a exponerlo, es decir, aprendan a argumentar.

- Los clubes de lectura ligados a una lengua. Son muchos los espacios de lectura que tienen como objetivo potenciar además el aprendizaje de un idioma. Encontramos por ejemplo muchos clubes de lectura asociados a instituciones oficiales que representan un idioma, como serían las sedes del Instituto Cervantes en España. Al fin y al cabo, aprender idiomas a través de la lectura, nos hace afianzar el idioma.

Después de todo el verano leyendo en la playa ¿a quién no le ha pasado esto?


La vuelta de las vacaciones parece que nos hace ponernos nostálgicos. No nos extraña, porque a más de uno nos gustaría volver a estar tumbados en la playa, disfrutando de un buen libro. Y hablando de nostalgias literarias y de playas, como buenos amantes de la lectura que sois, seguro habéis disfrutado de un buen libro a la orilla del mar, ¿quién de vosotros no se siente identificado con las siguientes catástrofes veraniegas?

Viento y arena, se cuelan donde sea

Efectivamente, el viento y la arena son dos enemigos de nuestro placer favorito del verano de leer en la playa. ¿A quién no le ha pasado que el viento le haya pasado las páginas del libro interrumpiendo la lectura? O por ejemplo ¿quién no ha tenido problemas para pasar las páginas y cerrar el libro porque había arena dentro de este?

El agua y la humedad

Sí, cuando salimos del agua, al ponernos a leer parecemos el cangrejo de la Sirenita. Estamos con las manos como si fuesen pinzas para evitar mojar el libro y sus páginas y por supuesto nada de apoyarlo en las piernas porque podríamos estropearlo con el agua.

Estar pasando calor por acabar el capítulo

Al igual que perdemos el sueño cuando leemos hasta las tantas, en la playa pasa algo similar y es que cuando nos empeñamos en acabar un capítulo ni el sol, ni el calor, nos puede hacer tomar una pausa para ir a bañarnos.

Interrupciones por doquier

El hecho de leer en la playa es un auténtico placer, pero si lo hacemos cuando vamos acompañados de la familia o de amigos puede ser en realidad una odisea. A los lectores nos gusta disfrutar de nuestros libros, sin las típicas interrupciones de quienes no tienen otra cosa mejor que enterrarse y desenterrarse los pies en la arena. Por eso, cuando leemos en la playa, los lectores solemos envolvernos en nuestra propia burbuja y ser un poco asociales.

¿Sabes cuáles son los libros más vendidos de la Historia?


Hoy nos apetecía hacer una entrada sobre rankings. Obviamente tenía que ser algo relacionado con la literatura y los libros, por eso nos hemos decido por retomar uno de los rankings más clásicos de en el ámbito literario y apostar por desvelaros cuáles han sido los libros más vendidos de la Historia. ¿Quieres descubrir cuál de estos libros te has leído?

En el primer puesto aparece, obviamente y como no podía ser de otra manera La Biblia, ha sido el libro más vendido de toda la historia, en diferentes versiones de diferentes idiomas. La que se dice que ha sido la edición más vendida es la del rey Jacobo. Seguro que en alguna de tus estanterías hay alguna Biblia cogiendo polvo.

Después de la primera del ranking, las cifras se cruzan, aunque todas las fuentes coinciden en que las Citas del presidente Mao han sido un topseller, al igual que los Poemas del presidente Mao. A su vez, aparece también como un libro topventas, El Corán, otro libro sagrado pero esta vez para el Islam.

Algunos libros, esta vez novelas, que nos llaman la atención como libros más vendidos de la Historia, son Don Quijote de la Mancha o Historia de dos ciudades. Ambas novelas, siendo clásicos de la literatura, conocidos por todos. Pero buscando en este ranking algo más contemporáneo, encontramos por ejemplo El Principito como libro estrella, pero también El Señor de los Anillos, más allá de la fan manía.

Seguro que os sorprenderéis sabiendo que muchos de los libros que se consideran como los más leídos y por tanto los más vendidos de la Historia, los tenéis vosotros mismos en casa. Ahora podréis presumir con las visitas diciendo que tenéis una librería particular tan completa que incluso incluís algunos de los topsellers de todos los tiempos. ¡Qué la lectura no decaiga! Y a disfrutar con los libros más vendidos y leídos de la historia.

Libro de la semana: Qué vergüenza


La recomendación del libro de la semana que os traemos este viernes, se trata de un libro muy especial, podremos disfrutar de Qué vergüenza, un libro compuesto por nueve relatos independientes sobre vidas ajenas pero que consideraremos muy cercanas. ¿Por qué hemos decidido elegir un libro de relatos antes que una novela? Porque con el ajetreo de la vuelta de las vacaciones quizás no tengáis tanto tiempo para leer, pero queráis seguir con vuestro hábito de lectura del verano y un libro de relatos independientes os permita compaginar vuestra vuelta y vuestro hobby preferido.

El libro de Paulina Flores, es un libro especial, porque nos sumerge en la vida de distintos personajes a través de las páginas de Qué vergüenza. Se trata de su primer libro, pero ya os adelantamos que nos ha dejado más que satisfechos, con estas historias comunes pero contadas con transparencia y sinceridad.

Hay quienes dicen que las historias de Qué vergüenza son demasiado crudas pero a la vez despiertan ternura. Todo esto lo podremos descubrir por nosotros mismos conociendo el universo de jóvenes que trabajan en bibliotecas o en locales de comida rápida, de mujeres que viven en grandes edificios de viviendas, o de aquellos que recuerdan cómo perdieron la inocencia totalmente.

Paulina Flores se acerca con un universo literario que deslumbra, con una capacidad de contar historias admirable y que sin duda a vosotros os dejará con ganas de más, porque sus relatos vuelan como un suspiro, pero con la certeza de que hay uno esperándonos al otro lado de la página. Es la magia de los libros de relatos, pero también la magia propia de esta autora, que con Qué vergüenza conseguirá acercarnos a vidas tan ajenas que en un momento dado podremos considerarlas incluso cercanas.

Con los personajes de Qué vergüenza ocurre algo singular y es que en un momento dado incluso podremos considerar que los conocemos desde siempre, que son viejos amigos o que son simplemente vecinos. ¿Necesitas más razones para conseguir Qué vergüenza?

¿Por qué resultan tan increíbles los cuadernos de viaje?


Los cuadernos de viaje son un clásico entre aquellos a quienes les encanta escribir y les encanta viajar. Se trata de una idea muy distinta a lo que estamos acostumbrados para plasmar la magia de los viajes y los recuerdos de nuestros periplos por el mundo ¿no creéis? Más allá de la fotos, de las postales o de los pequeños recuerdos que podamos comprar en las tiendas de souvenirs, los cuadernos de viajes son pequeños regalos que nos hacemos a nosotros mismos.

¿Sabes de alguien que vaya a emprender un largo viaje? Un cuaderno de viaje es el mejor acompañante porque le estarás regalando la posibilidad de contar todo aquello que le ocurra, todo aquello con lo que disfruten y todo aquello que descubran. Le estarás regalando la capacidad de recordar de una manera incomparable, más allá de su memoria y de las vivencias compartidos con otros.

En las librerías encontramos multitud de cuadernos de viajes, todos ellos dándonos opciones para hacerlos personalizables. Los cuadernos de viaje incluso en algunos casos nos dan opción a tener algo de información de nuestro destino, pero sin duda ayudan a quienes viajen a organizarse mejor, a tener todos sus billetes localizados y por supuesto a tener por escrito todas las señas y todos los detalles en el calendario de su viaje.

Nosotros como amantes de la lectura recomendamos incluso apuntar el libro que se estaba leyendo en ese momento y si había alguna razón por la que se decidió tener ese libro durante el viaje, una razón especial como una recomendación de un buen amigo. Las historias de los libros que nos acompañan en nuestros viajes también son especiales, al fin y al cabo.

Nuestros cuadernos de viaje pueden ser tan especiales como nosotros nos propongamos que sean e incluso podemos convertirlos en regalos en bucle, porque podremos re-regalarlos a aquellas personas que no pudieron viajar con nosotros. Regalando un pequeño diario de los días que estuvimos de viaje. Una manera de plasmar nuestra experiencia y compartirla con los demás.

La literatura en la pequeña pantalla, series basadas en libros


Seguro que muchos de vosotros habéis pensado al leer el título de la entrada de hoy en Juego de Tronos, es inevitable, lo sabemos, pero hoy no venimos a hablar en la serie basada en los libros de George R. R. Martin, sino que nos vamos a sumergir en el universo de las productoras para bucear entre las series más actuales que se han basado en libros. Estamos seguros de que algunas de ellas os sorprenderán, porque en ningún momento dieron la impresión de estar basadas en libros, ni por su temática ni por su historia.

Una de las que más suena en estos meses, es El Cuento de la Criada, de la misma productora que Juego de Tronos, de la HBO. Un libro que nosotros mismos recomendamos hace unas semanas y como sabéis ha sido la chispa para crear una serie tan rompedora como es El Cuento de la Criada, al plantearnos tantas cuestiones sobre nuestra propia sociedad.

Otra serie que a día a día de hoy también está sonando mucho es una producción de Netflix, se trata de Ana with an E. Esta serie está basada en una serie de novelas de la autora Lucy Maud Montgomery, Ana la de las Tejas Verdes, la cual ya fue traslada a la pequeña pantalla, pero que ahora nos llega con nuevos personajes y la frescura de las nuevas producciones.

Seguro que alguno de vosotros ha oído hablar de The man in the high castle, o en español, El hombre en el Castillo. Se trata de una serie basada aunque no traslada tal y como se describe en el libro de Philip K. Dick, escritor e El hombre en el castillo dentro del subgénero de ciencia ficción de la ucronía, escritor también de ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Y por último, la serie que a todos os sorprenderá conocer que está basada en un libro, Por 13 razones. ¿Os esperabais que estuviese inspirada en una novela? Un libro de Jay Asher que explora la idea del suicidio adolescente.

“No he tenido tiempo” un problema para muchos lectores


Hoy venimos a hablar de un problema que afecta a muchos lectores, porque cuántas veces no os habéis encontrado con alguien que sabéis que es un gran aficionado de la lectura y al recomendarle un título simplemente os ha contestado, “no he tenido tiempo”. Sí, se trata de un problema para muchos lectores que no sacan tiempo para una de sus actividades favoritas.

De ahí que nosotros como amantes de la lectura nos sintamos frustrados por ver que haya quienes se vean privados de los maravillosos beneficios de la lectura, porque al fin y al cabo, leer nos puede incluso cambiar el cerebro y potenciar nuestras capacidades. En cierto modo, los libros tienen más profundidad que una lectura cualquiera, porque hay quienes alegan, “no leo libros, pero leo la prensa todos los días”, pero la calidad de estilo y la percepción de la lectura sin embargo no es la misma.

Trucos para leer más de lo que nos gustaría

  • Haz una lista de títulos que quieres leer: Teniendo en mente los títulos que quieres leer y comprándolos poco a poco, no tendrás excusa para decir no continuar con tu hábito de lectura.
  • Reservarte momentos de lectura durante el día: Si viajas en transporte público reserva esos momentos para leer y no dedicar esos minutos a otra cosa, de esta manera te obligarás a llevar tu libro contigo encima y podrás leer en prácticamente cualquier momento.
  • Tenerlo todo listo para cuando te vas a dormir: Dedica al menos 15 minutos a la lectura antes de dormir, con ello conseguirás leer todos los días y de esta manera no tendrás la excusa de que te da pereza retomar ese libro que tenías entre manos.
  • Lee en familia: Los hábitos de lectura con la familia son buenos para pequeños y mayores y puede ser una manera de introducir a los niños de la casa en el mundo de la lectura y conseguir que se beneficien de todo lo que los libros les pueden aportar.

Libro de la semana: Mujeres que compran flores


¿Qué pueden tener en común un grupo de mujeres que siempre compra flores? Precisamente esto es lo que descubriremos en este libro de Mujeres que comprar flores, el libro que hemos elegido para recomendaros esta semana. Esta novela nos introducirá en la vida de cinco mujeres que no tienen nada en común, en apariencia, más allá de comprar flores. Las vidas que descubriremos dentro de este libro nos emocionarán desde la primera página.

El libro que hemos escogido para recomendaros esta semana, Mujeres que compran flores, es una novela adictiva, muy divertida y con algo de romanticismo, pero por lo que a nosotros nos ha conquistado es por ser precisamente una novela muy honesta. Se trata del relato de la vida cotidiana de hasta cinco protagonistas, en las cual nos sumergiremos en el mundo de la independencia femenina porque todas estas mujeres además de comprar flores, se encuentran en una encrucijada vital y como los problemas son relativos a las personas que los sufren, entenderemos la magia de sentirnos vivos.

En Mujeres que compran flores, nos encontraremos con una mujer que compra flores para su amante, otra compra flores para tenerlas en la oficina, otra para pintarlas, otra para sus clientas y por último, la que con más tristeza compra flores lo hace para un muerto. Todas estas sufren algún tipo de indecisión o inseguridad y es que nos encontraremos cara a cara con el síndrome del copiloto, el síndrome de la superwoman, el síndrome de Galatea, el síndrome de la bella sufriente y el síndrome de la omnipotente. Os aseguramos que os sorprenderéis por las razones que llevan a estas mujeres a sentirse como se siente, y conoceremos de primera mano las razones por las que debajo de su piel se sienten así.

¿Necesitabas un libro diferente para poder acabar tus vacaciones o quizás empezarlas? En Mujeres que compran flores encontrarás historias frescas y actuales sobre la vida misma, sobre los problemas que cada uno de nosotros podemos sentir sin que el resto se sienta de manera distinta.

Decoraciones literarias, paredes que nos cuentan cuentos


Las decoraciones literarias son una de nuestras cuestiones favoritas cuando hablamos de nuestro día a día y de la literatura. En otras ocasiones hemos considerado la posibilidad de crear espacios literarios que nos evoquen el contexto de algún relato de una novela, pero ¿habíais pensando en las paredes literarias?

Las paredes literarias o paredes que pueden contar cuentos son ideales para las habitaciones de los más pequeños de la casa, porque podemos conseguir que la magia de los cuentos se traslade a la habitación de los más pequeños. Muchos de vosotros ya estaréis pensando en un espacio de fantasía, donde se contextualicen los cuentos y poder insertar esa decoración en el cuarto de los pequeños. Pero nosotros queremos daros otra idea distinta, una idea un poco más minimalista, pero sin perder la esencia.

De esta manera, imaginaros un papel pintado, en el que aparezcan distintos personajes, un extraterrestre, un lobo, una princesa o un enano. Todos estos personajes ordenados y por tanto del mismo tamaño. Cuando los pequeños vayan a dormir podemos dejar la habitación en penumbra y coger una linterna con la que apuntar los distintos personajes, así, ellos mismos son los que pueden pedirnos un cuento y nosotros construirlo con los diferentes personajes de la pared, iluminándolos cada vez que apareciesen. O incluso, pensemos en ese juego en el que los niños son quienes sugieren los personajes, toda una aventura para disfrutar desde la misma cama.

¿Hay algo mejor que las decoraciones literarias que incluso nos permiten inventar y crear? Nuestros hijos, sobrinos o nietos, podrán crecer en un entorno propicio para el fomento de su imaginación porque cuando nosotros no estemos quizás en la habitación, sean ellos quienes dejen volar su imaginación e inventen historias simplemente observando el papel de la pared con tantos personajes.

Quizás ya te has decidido por un papel o quizás has pensado pintar tú mismo los personajes, sea como sea, piensa que incluso de tiempo en tiempo podrás cambiar a los personajes de la pared literaria por otros nuevos.

3 películas que desmienten “los libros siempre mejor que las películas”


En alguna ocasión hemos reflexionado con vosotros sobre si los libros son mejores que las películas o si lo son estas últimas. Casi siempre hemos llegado a la conclusión de que ambos géneros nos aportan cosas distintas, porque los libros nos hacen sumergirnos más en la historia que las películas, pero sin embargo las películas nos hacen entender de manera más visual la trama de la historia.

Ahora bien, fijándonos simplemente en lo que a la historia se refiere, debemos decir que en la historia del cine destacan varias películas que en muchas ocasiones incluso se desconoce que están basadas en libros, precisamente porque sus versiones cinematográficas son grandes versiones que hacen sombra al libro. Hoy os queremos hablar de tres en concreto y descubriros (porque quizás no lo sabíais) que existe un libro detrás de la película.

En primer lugar, en nuestro recopilatorio, encontramos El Diario de Noah, esa película con la que tantas veces hemos acabado llorando muchos de nosotros. Pues bien, la historia de esta película está basada en un libro escrito por Nicholas Sparks. En este caso, encontramos que la historia del libro y la de la película son exactamente coincidentes, por lo que en todo momento se respeta la historia original, dando lugar a una magnífica película.

En segundo lugar y aunque algunos de vosotros seguro que ya lo sabíais, encontramos la historia de Maripopins. Esta historia que Disney llevó a la gran pantalla, fue escrita por Pamela Travers, la cual nunca llegó a aceptar que la niñera tuviera una actitud tan dulce y tan poco estricta. Además, Disney también se saltó diferentes capítulos del libro para introducir otras nuevas y más divertidas.

Y por último otra de las grandes adaptaciones cinematográficas que encontramos es la película de El último Mohicano. ¿Cómo? ¿No sabías que esta historia también está basada en un libro? Concretamente en uno escrito por James Fenimore Cooper y lo que más destaca de esta adaptación es que el final es totalmente distinto al descrito en el libro.